domingo, 10 de noviembre de 2013



LA TORRE DENOMINADA DE MORALES.

Francisco Amillo


En Benidorm se conserva un monumento defensivo de gran interés que tiene la denominación oficial de Torre de Morales. Está situada en la zona de Poniente, en la avenida de Villajoyosa número 40, junto al borde sur de la antigua carretera N-332. Antes que se construyera dicha carretera en el siglo XIX pasaba junto a ella el antiguo camino de Benidorm a Villajoyosa. Aparece incluida en el catálogo de Bienes de Interés Cultural (BIC) de la Generalitat Valenciana.

Fotografía de la Torre de Morales antes de su restauración; se observa que la base tiene el muro con ligero talud, algo típico de este tipo de edificios.  Fuente: Generalitat Valenciana.

















La información oficial.
En el Informe de la Auditoría ambiental de Benidorm, que el Ayuntamiento de Benidorm mandó confeccionar en 1997, se incluye una ficha sobre esta torre cuyos datos más relevantes son:


Nom:        TORRE DE MORALES

Accés: Al costat del punt quilòmetric 117'800 de la N-332 (actual Avinguda de Vila Joiosa).
Paisatge: Zona urbanitzada.
DADES ADMINISTRATIVES: Declarat BIC 
Tipus: Torre    Adscripció: Moderna  Cronologia: XVI 
Conservació: Bo  Perill: Alt

Descripció: Obra de maçoneria travada amb morter, un poc més regular als cantons. No es conserva la vivenda a la qual va pertànyer. La grossària dels murs és d'aproximadament 60 centímetres al cos inferior i les dimensions de la base de 3'65 x4'80 metres. Actualment, poden apreciar-se 3 pisos amb vàries finestres als costats. L'altura aproximada és de 7'20 metres.

Data: 3/10/97 
Autor: Antonio Espinosa Ruiz, en Diagnóstico Ambiental de Benidorm. Pàg.35

Como datos interesantes de esta ficha hay que destacar los datos que ofrece sobre grosor del muro, dimensiones de la base rectangular, altura, etc.


Por otro lado en la ficha de los Bienes de Interés Cultural de la Generalitat Valenciana se indican los datos siguientes:


Código03.31.031-002

MunicipioBENIDORM
DenominaciónTorre Morales o Escaletes
LocalizaciónAl Borde Sur de la N-332
ÉpocaS. XVI
Uso primitivoDefensivo
TipologíaEdificios militares - Torres defensivas - Torres vigías 

DATOS JURÍDICOS

CategoríaMonumento
AnotaciónR-I-51-0009163
Fecha Anotación12/2/1996 

DESCRIPCIÓN:

Está situada en zona urbana, junto al borde sur de la antigua carretera N-332. Tuvo adosada a sus caras una vivienda de escasa relevancia arquitectónica. Es una torre prismática de unos cuatro metros de lado en la base. Se conserva hasta la altura aproximada de siete metros. Su fábrica es de mampostería de irregular tamaño tomada con mortero que es de cemento en las reparaciones más modernas. Las esquinas se encuentran reforzadas mediante sillarejo de diferente tamaño. Carece de remate significativo, bien por demolición de la moldura que pudo tener o por faltar una parte importante del cuerpo construido. El uso como vivienda ha sido la causa de la apertura de numerosos huecos y la reforma de los originales, alterando parcialmente la imagen original de la torre. En su interior se distribuyen tres niveles de pisos. Estos comunican entre sí por medio de una escalera de caracol situada junto a una de las esquinas. (Santiago Varela)


Conviene hacer algunas precisiones a estas fichas:

a) La cronología del siglo XVI defendida en ambas es insostenible si se tiene en cuenta la inscripción existente en la cara oeste donde se afirma que es del siglo XVIII.
b) Respecto al peligro de conservación al que se refiere la Auditoría Ambiental hay que tener presente que el informe se redactó antes de la restauración (polémica según algunos) por lo que actualmente no corre peligro.
c) La denominación oficial de Torre de Morales es discutible como veremos después, pero la de Escaletes no tiene ninguna justificación. La torre de Les Caletes o de Escaletes (denominada muchas veces de estas dos maneras aunque es preferible la primera según Pasqual Almiñana) está en la Serra Gelada, al otro extremo de Benidorm. Esa sí que es del siglo XVI y parece probable que esa sea la causa de la cronología atribuida.
d)  Se incluye en el mismo grupo que las torres de vigilancia y eso ha inducido a algunos a creer que estaba integrada en el sistema defensivo costero. Es una afirmación que en internet repiten varias fichas sobre este monumento, igual que la cronología del siglo XVI y el nombre de Torre de les Escaletes. Esto se debe, probablemente, a que no han interpretado bien la información de la ficha de los Bienes de Interés Cultural. Lo cierto es que esas fihas no tienen base documental ya que la torre de Morales no se cita para nada en la normativa de los siglos XVI y XVII donde sí que se citan las dos torres de Serra Gelada (Bombarda y Caletes), el castillo de Benidorm y la torre de l’Aguiló. Las minuciosas “Ordinacions tocants a la custodia, y guarda de la costa maritima del Regne de Valencia” publicadas en 1673 por el virrey Vespasiano Manríquez, conde de Paredes, explican con detalles las obligaciones de soldados y atalladors y no dicen nada de la torre de Morales. Por tanto esta torre no era una atalaya sino una casa-torre creada por iniciativa particular y no estaba mantenida por el Reino de Valencia o la Corona Española como las citadas anteriormente. 



Las casas-torre de Benidorm.


Aunque hoy día la de Morales es la única casa-torre que queda en Benidorm, no fue así en otras épocas. Este tipo de arquitectura defensiva tampoco es exclusivo de Benidorm y está muy bien estudiado. Había surgido como forma de hábitat disperso en la huerta de la ciudad de Alicante y se fue extendiendo hacia el Norte. 
Estas estructuras defensivas se edificaron durante los siglos XVI, XVII y XVIII y solían formar parte o estar muy próximas a una casa que, además de ser un lugar de residencia, constituía el centro de una explotación agrícola y disponía de establos, bodegas, almacenes para las cosechas o los aperos de labranza. 
En Villajoyosa había también varias torres de este tipo y en Benidorm, la existencia del topónimo “La Torreta” para designar una partida, sugiere la existencia de otra de esas torres defensivas.

Lo que sí parece evidente es que la torre de Morales se construyó finalidad defensiva. Ante una incursión corsaria, cuando se daba la voz de alarma por avistamiento de naves en alta mar, los agricultores de la zona se refugiaban en esas torres. Como tenían una estructura similar a las torres de vigilancia, podían soportar los ataques corsarios. Éstos se hacían normalmente con escasos contingentes y eran de duración muy limitada ya que el sistema defensivo costero daba la alarma al instante y acudían tropas de las localidades próximas. Como el objetivo de los corsarios era obtener beneficios con el mínimo costo, evitaban enfrentarse a los defensores de la torre, bien protegidos y armados, y se centraban en apoderarse de ganados, enseres, etc. 



La fachada oeste de la Torre de Morales en la actualidad, tras la restauración.

Estas casas-torre de la huerta alicantina tienen características comunes. La puerta de acceso no estaba en el suelo sino en el nivel inmediatamente superior por lo que se accedía a ella mediante una escalera de madera. Una vez dentro, los defensores la quitaban y cerraban la puerta. Desde las almenas y las troneras podían repeler ataques y hostigar al enemigo que se acercase. Cuando los piratas se marchaban, volvía la normalidad en la huerta.

Estas torres suelen ser cuadradas o rectangulares. Todas tienen una zapata, peana o base de algo más de un metro de altitud, desde donde arrancan los muros. En la de Morales presentaba un ligero talud, cosa que actualmente no se aprecia a causa de la restauración. 

Los muros podían ser en talud o también verticales. Los materiales constructivos podían ser sillares (material caro) o tener sillares en los ángulos siendo el resto de mampostería. La de Morales tiene materiales aún más pobres ya que su fábrica es de mampostería con sillarejos en los ángulos. 

Muchas de las torres se coronaban con almenas y algunas con tejado a dos aguas, aspecto este que resulta difícil de dilucidar en la torre de Morales a causa de las reformas posteriores. En la coronación solía haber también una campana que anunciaba la cercanía de los piratas. 


Algunas torres de Alicante poseen escudo nobiliario en su frente, indicando el linaje de sus propietarios. Este elemento está sustituido en la de Morales por una inscripción en su fachada oeste.


Con el tiempo, junto a la mayoría de estas torres se construyeron viviendas. En este caso se seguía accediendo a la torre desde la casa a la altura de la primera planta. Interiormente una escalera de caracol bajaba ó subía a las demás plantas, tres en total, además de a la terraza.


Cuando en 1830 los franceses conquistaron Argelia se acabó definitivamente el peligro de los corsarios musulmanes y las torres perdieron su sentido de defensa, pasando a satisfacer otras necesidades, fundamentalmente agrícolas. Este cambio explica que en la Torre de Morales encontremos hoy día la puerta en la planta baja y varias ventanas de gran tamaño, algo impensable desde el punto de vista defensivo.




¿Torre de Morales o de Soler?


Aclarados estos conceptos, paso a explicar por qué creo que la denominación oficial de torre de Morales no es adecuada. El punto de partida son dos planos incluidos en un pleito de 1717 entre Benidorm y Villajoyosa por la posesión de la cala que hoy llamamos de Finestrat pero que entonces era de Morales. Dichos planos se reproducen en la entrada anterior de este blog.


En ambos la torre está situada junto al torrente que desembocaba en la Cala, actualmente convertido en calle por lo que sigue siendo un torrente cuando llueve, provocando desgracias como la de octubre de 2011. El plano de Benidorm la coloca en el margen izquierdo y una explicación dice “Casa y Torre del dicho Morales”. El plano de Villajoyosa coloca la torre en el margen derecho, pero en ambos casos está justo al borde del barranco. Sin embargo la torre que estamos analizando está, según medición hecha con Google Earth, a 440 metros del barranco, una distancia lo suficientemente grande para entender que no es un error de los planos, especialmente del de Villajoyosa, que es  topográficamente 
más exacto.

También se ve con claridad en ambos planos que su parte superior está almenada y que se sitúa al sur del camino real Benidorm-Villajoyosa. Esta torre, desaparecida actualmente, ya existía en 1717, por lo que su edificación es muy probablemente anterior al siglo XVIII.




Pero hay otro elemento muy importante a tener en cuenta. Se trata de la ya citada inscripción de la cara oeste. Su estado de conservación no es muy bueno ya que en algún momento se picó el ángulo superior izquierdo, con lo que la lectura de la primera palabra resulta muy difícil. 
El resto de la inscripción sí que se puede leer y dice así: “??G?EL (¿MIGUEL?) SOLER DUEÑO DE ESTA HEREDAD MANDÓ HAZER ESTA TORRE EL AÑO 1777”.

A todo esto hay que añadir los testimonios orales que sitúan una torre, actualmente desaparecida, precisamente junto al barranco ya en término de Finestrat y esa es, en mi opinión la auténtica torre de Morales.


Torre adosada a una casa que según varios testimonios aún existía en la década de 1950  junto al barranco de la Cala 
Finestrat, hoy día calle Finestrat. Esa fue, probablemente,  la auténtica Torre de Morales. Se observa que tenía los muros con ligero talud. Como en la torre de Benidorm la gran ventana inferior no tiene sentido en caso de defensa por lo que se debió abrir pasado el peligro de los corsarios musulmanes.



Por tanto, teniendo en cuenta estos testimonio, la torre no se debería denominar de Morales, ni de les Escaletes sino de Soler y su cronología es el siglo XVIII, no el XVI.



Fachada este de la Torre de Morales tras la restauración. La ausencia de ventanas nos permite adivinar su aspecto defensivo original, antes de las reformas del siglo XIX.

No hay comentarios:

Publicar un comentario