jueves, 26 de diciembre de 2013

AbdelKader, el patriota argelino del siglo XIX que luchó contra la colonización francesa, pudo haber nacido en Benidorm según la prensa española de 1845.


Francisco Amillo

La figura de Abdelkader es sobradamente conocida, figurando en los manuales de historia como uno de los grandes personajes  del mundo islámico del siglo XIX. En Internet hay también mucha información sobre este emir y maestro sufí, tan famoso y respetado en su época que se puso su nombre a la ciudad estadounidense de Kader (Iowa). Por eso reproduciré aquí su biografía de forma muy somera.

Su nombre también aparece transcrito como Abd-el-Kader, Abdel Kader  o Abd al-Qádir al-Yaza'iri ibn Muhy al-Din y significa "Servidor del Todopoderoso". Saltó a la fama porque desde 1832 hasta 1847 batalló incansablemente contra el ejército francés que pretendía ocupar Argelia. 
Las autoridades religiosas musulmanas habían definido esa guerra como djihad  o guerra santa pero a pesar del heroísmo argelino y de la gran habilidad táctica y estratégica de Abdelkader, la superioridad de medios de Francia le permitió conquistar finalmente Argelia e integrarla en su imperio colonial. 


"Argelia colonia francesa". La guerra contra el ejército francés fue proclamada como "djihad" o guerra santa por las autoridades musulmanas pero la victoria correspondió a las armas francesas. 

Tras la derrota y rendición de Argelia, Abdelkader estuvo prisionero en Francia junto con su madre, sus tres esposas y un séquito de 97 personas. Su situación como preso mejoró cuando tras la revolución de 1848 subió al poder Luis-Napoleón Bonaparte, gran admirador suyo. Posteriormente, en 1852, fue proclamado emperador y le otorgó la libertad con honores con la única condición de no regresar a Argelia. Partió hacia Oriente y a los pocos años se instaló en Damasco, ciudad en la que residió hasta su muerte. 


Abdelkader es considerado por los argelinos como el fundador del moderno Estado de Argelia.


Su actividad durante su exilio en Siria se centró en la enseñanza de la teología y la práctica sufí. Se convirtió en un reconocido maestro del sufismo, aprendido desde su infancia. Siguió la doctrina del maestro andalusí del siglo XIII Ibn Arabi, al que consideraba como uno de sus más importantes guías espirituales. Escribió varios tratados religiosos y uno de los más importantes, Kitab al-Mawaqif, lo escribió a petición de sus discípulos que querían que recopilara sus comentarios a las obras de Ibn Arabi.

Su gran prestigio como líder espiritual se manifestó en 1860 durante las revueltas de los drusos del Líbano, protegiendo a millares de cristianos de sus matanzas. Eso le valió recibir felicitaciones de los principales estados europeos y la medalla de honor de la República francesa. Además fue invitado a formar parte de la francmasonería.

Falleció en 1883 y sus restos fueron trasladados a Argelia en 1966 ya que ese país le considera su héroe nacional. 


Fotografía del año 1862 en la que Abdelkader muestra la Legión de Honor y otras condecoraciones.


Las mayor parte de las biografías que he consultado dicen que había nacido en Guerna, Mascara, el 6 de septiembre de 1808 y que era el tercer hijo de Sidi Muhieddine, dirigente de la hermandad sufí de la Qadiri. 
Sin embargo hay autores que señalan que la fecha exacta de su nacimiento no está clara. Las fuentes árabes de su época lo sitúan entre los años 1221 y 1223 de la hégira, lo que equivale a los años 1806-1808 de nuestra Era. Las biografías escritas por sus descendientes dan el año 1222 de la hégira.

Pero según publicaba la prensa española del año 1845 Abdelkader habría nacido en 1802 y su localidad de nacimiento había sido Benidorm.
Fue Cesar Fernández de Bobadilla el primero que en una página de Facebook recogió informaciones de varios diarios españoles de 1845.  
Según averiguó la primera noticia sobre el posible origen español y benidormí de Abdelkader la dio el periódico "Castellano" y fue luego reproducida por otros medios escritos. El texto aportado por Cesar Fernández es el reproducido por el diario "El Heraldo", que en su edición de Madrid publicaba el 20 de abril de 1845 el artículo del Castellano. Los datos que aportaba eran imprecisos y con un error importante ya que decía que su apellido era Barceló. Transcribo el artículo respetando la ortografía original:
"Parece que por los años de 1808 á 10, había en Benidorm un Pedro Barceló, que, como otros varios en aquellas costas, tenía una bergantina armada en corso; pero considerando la crecida utilidad que proporcionaba el comercio de trigo por la grande escasez que en España se sentía, se decidió á hacer un viaje al Africa con este objeto, Efectivamente, à los pocos dias la bergantina española fue recibida en aquellas costas por sus habitantes que comprendieron y aceptaron el negocio que allí llevara al armador español, conviniendo en que proporcionarían trigo, y à los pocos días fueron avisados los españoles que fuesen à tierra para ver y cargar el trigo. Agenos del lazo que se les tendia y gozosos por el buen èxito de su empresa, saltaron à tierra algunos hombres de la tripulación, y con ellos Barcelò, su gefe, y un hijo de este de corta edad, que con grande impaciencia deseaba ver á los moros; pero apenas los desgraciados dieron algunos pasos, cuando fueron rodeados por un crecido número de indígenas, que inhumanamente les degollaron à la vista misma de sus compañeros del barco que ningún auxilio podian aprestarles, salvándose únicamente el niño à quien estos vieron llevar vivo.
Había pasado desde esta horrorosa escena el tiempo suficiente para olvidarla, cuando se recibió en Benidorm una carta del niño Barceó ya hombre, la cual decía ser moro y llamarse Abd-el-Kader. Mucho tiempo ha vuelto a pasar de esta época y ninguna noticia posterior se recibió de su existencia; pero esto no es de estrañar aunque la historia fuese verdadera, porque es muy natural que educado desde su niñez en aquel país, é identificado con él por la religión, por los hábitos y por las afecciones, olvide la España que ningun título tiene á su cariño mas que el de haber sido su cuna.
Es lo cierto que en la costa de Benidorm, corre como positivo que Abd-el-Kader es el niño Barceló que llevamos referido."


Poco después, el diario "La Posdata", del 3 de mayo de 1845, ampliaba la información en una crónica enviada desde Cartagena:
"A mas de las noticias que Vds. insertaron debo añadir otras que aumentan con gran fundamento la presuncion de que el célebre Abd-el-Kader sea español. Ayer mismo se presentó un hombre de Benidorm, patron de un buque surto en este puerto, manifestndo deseos de leer las noticias que sobre este guerrero traían los periódicos, pues creía que Abd-el-Kader era su hermano. Yo iba a complacerle, pero antes quiso referir él la historia, le escuché con atención, y leyendo después lo que dijo el Castellano y Vds. trasladaron, ambas historias estan conformes casi en un todo, el armamento de la bergantina, la época, el acontecimiento en la costa de Africa, el asesinato por los moros de su padre y cautiverio de su hermano, á la sazón de edad de unos ocho años; todo conviene perfectamente: una sola cosa no es exacta, el apellido; pues su padre era Pedro Bayona y no Pedro Barceló; también añade el presunto hermano, que dice ser mayor que Abd-elKader que aunque algunas veces ha tenido noticias de este y que desempeñaba un alto puesto en la milicia morisca, nunca fueron directas; y por último, entre varias conjeturas dice que si Abd-el-Kader es efectivamente español y de Benidorm, no puede ser otro que su hermano, porque de este pueblo á nadie sino a su padre ocurrió aquel lance."


Sin embargo la información más completa se publicó en el periódico "Eco del Comercio" del 8 de mayo de 1845. Se trata de una carta remitida desde Benidorm, según se deduce del propio texto que dice que Abdelkader era "natural de este pueblo de  Benidorm". Por ello las iniciales M.B. podrían corresponder a Miguel Bayona, familia de nuestro personaje. Dice así:
"NOTICIAS SOBRE ABD-EL-KADER (Remitido)
Señores redactores del Eco del Comercio. = Muy señores nuestros: Hemos leido en el núm. 812 de su muy apreciable periódico, refiriéndose al Castellano, algunos datos acerca de la familia y patria del célebre Abd-el Khader.  Como en la relación del hecho en que se funda tal aserto, se padece alguna que otra equivocación, esperamos de vds. se serviran insertar para su rectificacion en uno de los próximos números los siguientes pormenores que son los mas exactos que se han podido adquirir hasta el día. Hé aquí la historia. = El dia 5 de octubre de 1811, á causa de la escasez de trigo que se sentia en toda España por la invasión de los franceses, don Tomas Bayona, armador en corso de tres bergantines en defensa de la patria, envió dichos buques á la costa de Marruecos, al mando de don Pedro Bayona (y no Barceló como dice el Castellano) y después de algunos días de navegación, aportaron á las islas Chafarinas, en las que anclaron. A las  veinte y cuatro horas de permanencia en dicho punto les fue á nado á bordo un moro, y despues de una larga conferencia, se aceptó el negocio por ambas partes, conviniendo que le proporcionarían el trigo en la embocadura de la laguna de Cabo Tresforcas. Efectivamente, se hicieron á la vela para dicho punto, á donde arribaron aquella misma noche, y al dia siguiente al amanecer el comandante de la fuerza don Pedro Bayona con su hijo Antonio de edad de nueve años, y otros nueve individuos de la tripulación, muy remotos de la trama que se les urdía, saltaron a tierra, y al momento fueron acometidos bárbaramente por un número considerable de africanos, y á pesar de la heroica resistencia que hicieron aquellos desgraciados, perecieron todos á manos de tales tigres, á escepcion de cuatro que pudieron salvarse á nado, y del niño Antonio Bayona, á quien conservaron la vida y se lo llevaron con grande algazara á la vista de sus parientes y paisanos, que se hallaban a bordo con el sentimiento de no poderle rescatar ni prestarle ninguna clase de auxilios.
Transcurrieron una porción de años sin que ninguna noticia se adquiriese de la suerte de aquel niño, hasta que en el año 28 se supo por varios conductos fidedignos que el tal existia en uno de los pueblos del interior de Cabo Tresforcas, en donde por su viveza de ingenio é inteligencia en varios ramos, se había adquirido un grande prestigio en aquel país, y que estaba en vísperas de verificar su casamiento con la hija de uno de los principales de dicho pueblo. Posteriormente se supo por otro conducto que en el año 32 se hallaba dicho Antonio Bayona en Fez ejerciendo uno de los principales cargos de aquel gobierno; y últimamente, en el año 1842 se tuvo noticia de que habiendo naufragado al E. de Argel un buque frances, fueron los náufragos apresados por los moros , y conducidos á presencia de su general Abd-el-Kader; el cual mandó fuesen degollados, lo que se ejecutó en el acto, y solo concedió la vida y libertad á dos de ellos por ser españoles, á quienes dijo ser tambien español, natural de este pueblo de  Benidorm y de la familia de los Bayonas. Entonces aquellos le refirieron que habian navegado con un tal Miguel Bayona y Gallard, y como reconoció que era uno de sus hermanos, les regaló, despues de obsequiarles con la mayor profusión, 4.000 rs. [reales] para el viage. Otras varias noticias han circulado con referencia á marineros venidos de dicha parte del Africa en confirmacion de lo dicho, pero se omiten porque las mencionadas son las que merecen mayor crédito.
Quedan de vds. sus afectísimos y seguros servidors q. ss. mm. bb. = M.B - J. R."


El "Diario Constitucional de Palma" el 21 de mayo de 1845 publicaba el texto anterior y finalmente exponía una objeción sobre la identificación de Abd-el-Kader con Antonio Bayona Gallard.  


El "Diario Constitucional de Palma" ponía una posible objeción a la identificación de Antonio Bayona con Abdelkader, aunque reconocía que era poco consistente. La mayor parte de la prensa de la época sí que lo aceptaba como muy probable.


Tras esta información, extraída de la prensa del año 1845, es decir un tanto alejada de los hechos, el paso siguiente era buscar en el libro de bautismos del archivo parroquial un niño llamado Antonio Bayona Gallard, hijo de Pedro Bayona, que si en octubre de 1811 tenía nueve años, habría nacido en 1802. 
Eso fue lo que hizo Francisco Bou Llambric, el cual explicaba en Facebook sus indagaciones. Se quejaba de la escasa colaboración manifestada por el encargado del archivo parroquial y de que se vio obligado a recurrir a la asociación "Raíces históricas del Reino de Valencia" para, previo pago, obtener la información necesaria. 
Según averiguó  sí que existió un niño de ese nombre nacido en ese año, hijo de Pedro Bayona, lo cual concuerda con la noticia periodística. El único punto oscuro que queda es la existencia, según la prensa, de un hermano llamado Miguel, que no aparece en el libro de Bautismos.
Según explica Francisco Bou  "En realidad son ocho hermanos, y nuestro Abd el Kader se corresponde con el benjamín de la familia, y tal como dicen los periódicos, su nombre era Antonio de principal.
Lo del apellido Gallard o Gallart sabemos que es el mismo, pero con diferente terminación, pues hay que saber que en valenciano  [hablado] ninguna palabra acaba en "D".
Antonio Manuel Bayona Gallart fue bautizado en Benidorm el día 16 de Febrero de 1802, siendo sus padrinos Manuel Orts y Francisco Bayona.

Los hijos de Pedro Nicolás Bayona Ortuño y de Josepha Gallart Domenech fueron ocho:
Tadea María - 1786
Josefa María - 1788
Josefa - 1790
Pedro Mariano - 1792
Pedro Víctor - 1795
Tadeo Anastasio Joseph - 15-02-1798
Vicente ¿Víctor? Antonio - 31-10-1799
Antonio Manuel - 16-02-1802

Su padre era un marinero de 39 años, su madre tenía la misma edad y era de Altea.
Siendo sus abuelos paternos Miguel Bayona y María Ortuño, y los maternos Miguel Gallart y Josepha Domenech (Grao de Valencia)

Como curiosidad os digo que era el biznieto de Antonio Bayona Ortega, el patrón que trajo el londro en el que vino Nuestra Señora del Sufragio a Benidorm, aunque falta confirmarlo."

Así pues, parece que el relato aparecido en la prensa española de 1845 tiene una base real y por tanto verosimilitud. El personaje denominado Miguel Bayona, que según la prensa era su hermano, pudo ser un error del relato oral en el que se basa la noticia ya que lo que consta en el archivo parroquial es la existencia de varios primos de ese nombre.
Mientras no se aclare este cabo suelto seguiremos sin tener la certeza absoluta de que Antonio Bayona Gallart, nacido en 1802, sea realmente Abdelkader que, según las fuentes islámicas, habría nacido entre 1806 y 1808. Este otro dato, su fecha de nacimiento, es otro cabo suelto que queda pendiente, aunque ya hemos visto que la historia oficial no tiene certezas sobre este punto.

Puede pensarse que estos dos hechos, lugar y fecha de nacimiento, no tienen ninguna importancia ya que no tuvieron consecuencias posteriores. Por tanto, según algunas escuelas historiográficas, no serían hechos históricos sino meras curiosidades de la historia.

Pero si analizamos la pertenencia de Abdelkader a la masonería, una asociación que promovía la filantropía, la fraternidad universal y la tolerancia  y si tenemos en cuenta su defensa de la tolerancia hacia los cristianos (algo que echamos en falta en el integrismo islámico actual) e intentamos buscar sus causas es fácil concluir que podía deberse a que era consciente de sus orígenes cristianos. Había vivido sus nueve primeros años de vida en un ambiente de cristianismo fervoroso y sincero. Por eso respetaba a los que practicaban esa religión a pesar de su convencimiento de que la única verdadera era el Islam. En ese caso el haber nacido en Benidorm si que habría tenido consecuencias...  



Documento que proclama la iniciación de Abdelkader en la masonería


No hay comentarios:

Publicar un comentario